Nuevas estrategias y nuevas investigaciones

Hoy, sin embargo, con el Día Mundial del SIDA conmemorado por 30 años, muchas personas con VIH están viviendo tanto tiempo como la población en general.

Relacionados | Por qué las parejas homosexuales deberían hablar sobre la prevención del VIH

Pero si bien las personas con VIH viven más tiempo, también viven con características únicas. Desafíos sobre cómo envejecer bien. La nueva evidencia sugiere que, de hecho, existen varias estrategias simples pero vitales que pueden ayudar a aumentar la probabilidad de un envejecimiento exitoso.

Como enfermera y científica, estudio estrategias efectivas de autocontrol y he visto la diferencia que marcan para los adultos mayores con VIH.

Shutterstock

¿No estamos cerca de una cura para el SIDA?

Primero, un recordatorio del alcance del VIH. Hay un estimado 36,7 millones personas que tienen el virus. A pesar de que el virus se identificó recién en 1984, más de 35 millones de personas han muerto de VIH o SIDA, convirtiéndola en una de las pandemias más destructivas de la historia.

Debido a los medicamentos altamente efectivos contra el VIH, menos de 7,000 personas murieron por Causas relacionadas con el VIH en los Estados Unidos en 2014. Eso significa que las personas que viven con el VIH están envejeciendo. En los Estados Unidos, el 45 por ciento de todas las personas que viven con el VIH en la actualidad tienen 50 años o más. En todo el mundo, alrededor del 10 por ciento son 50 o más, a número que se espera que aumente, siempre que los medicamentos sigan estando disponibles.

De hecho, en los últimos años hemos hecho un progreso notable hacia la cura del VIH. Sobre la base de lo que hemos aprendido de Timothy Ray Brown, el único individuo conocido que se haya curado del VIH, los científicos han descubierto tratamientos en estudios muy preliminares que dramáticamente reducir el reservorio de VIH (células donde se acumula el VIH en el cuerpo de alguien) y que dejan de toda la actividad viral en células infectadas, y han visualizado la última incógnita Estructura de la proteína del VIH, que nos ayudará a atacar mejor el virus del VIH.

Relacionados | 10 cosas que siempre quisiste preguntarle a un hombre con VIH

Además, el “Indetectable es igual a intransmisible” La campaña ha creado una conciencia pública muy necesaria sobre el hecho de que las personas infectadas con el VIH que son suprimidas viralmente a través de medicamentos no pueden transmitir el virus sexualmente.

Sin embargo, a pesar de todo este progreso ganado con tanto esfuerzo, muchos científicos creen que estamos Todavía faltan décadas para una verdadera cura del VIH. Mientras continúa este importante trabajo, más de 36 millones de personas infectadas con el VIH seguirán envejeciendo y buscarán estrategias accesibles que les permitan vivir sus vidas al máximo.

Por qué es difícil envejecer con sida

Envejecer no es fácil para ninguno de nosotros. Nuestros cuerpos no son tan rápidos como solían ser, el tiempo de recuperación es más largo y tenemos algunos dolores más que cuando éramos más jóvenes.

Entonces, ¿es realmente más difícil para las personas que viven con el VIH envejecer bien? La investigación muestra que lo es. Específicamente, experimentan:

Esta imagen es increíble

En el presente: Vivir bien

No existe una varita mágica para envejecer bien, sin importar su estado de salud. Todo el mundo necesita tomar sus medicamentos según lo recetado, dormir bien, controlar el estrés y ver a un proveedor de atención médica con regularidad. Sin embargo, hay nueva evidencia que sugiere que tres estrategias no farmacológicas prometedoras pueden ayudar a los adultos con VIH.

Sin embargo, estas estrategias pueden ser difíciles de implementar, particularmente para una población históricamente marginada que está lidiando con el envejecimiento por primera vez. Varios investigadores, incluido mi equipo, están estudiando nuevas formas de ayudar a esta población que envejece.

Relacionados | La tasa de infección por VIH se dispara entre los hombres jóvenes homosexuales/bisexuales

Durante los últimos tres años, mi equipo de investigación realizó un ensayo clínico con 109 adultos con VIH positivo para ver si una intervención grupal mejoraba el ejercicio y la alimentación saludable. En noviembre, en las sesiones científicas de la American Heart Association, informamos que nuestra intervención conductual redujo la ingesta de carbohidratos, específicamente la consumo de bebidas azucaradas. Sin embargo, no logramos mejorar la actividad física en adultos mayores con VIH. Recientemente, otros han informado que sus intervenciones también no aumentó la actividad física, y sugieren que se necesita un nuevo enfoque personalizado para iniciar y mantener la actividad física en esta población.

Los avances en esta área pueden conducir a nuevas estrategias de tratamiento para ayudar no solo a los adultos con VIH positivo a envejecer bien, sino también a otros que viven con enfermedades crónicas complejas.

Entonces, mientras nos enfocamos en curar el VIH, también debemos reconocer que es probable que la cura esté a varias décadas de distancia. Mientras tanto, millones de personas luchan por envejecer bien con el VIH. Nuestros hermanos y hermanas seropositivos han demostrado una capacidad de recuperación increíble durante los últimos 36 años. Juntos, sin duda, encontraremos estrategias innovadoras y personalizadas para superar estas luchas.

allison webel es Profesor Asistente de Enfermería en Universidad Case Western Reserve.

Este artículo fue publicado originalmente en La conversación. Leer el artículo original.

Ir arriba